Álbum

Mis ilustradores

A lo largo de los años, el escritor cubano Antonio Orlando Rodríguez ha tenido la suerte de que sus cuentos y versos, tanto de literatura infantil como de literatura para adultos, hayan sido ilustrados por magníficos artistas de distintos países de Latinoamérica. Aquí pueden apreciar algunas de esas imágenes, acompañadas por comentarios del autor.


AnteriorSiguiente

Alekos (Colombia)

En 1993, en Venezuela, Ediciones Rondalera publicó Mi bicicleta es un hada y otros secretos por el estilo con ilustraciones de Alekos. Esta la hizo para el poema Los payasos mensajeros.

Alekos (Colombia)

El colombiano Alekos y yo nos conocimos en 1991,en un taller de escritura creativa que impartí en Bogotá. Enseguida quise que ilustrara algo mío y mi deseo se cumplió ese mismo año.

Alekos (Colombia)

Otra lustración del colombiano Alexis Forero (Alekos) para Mi bicicleta es un hada y otros secretos por el estilo: esta fue inspirada por la prosa poética titulada De cierta manera.

Ana María Londoño (Colombia)

La colombiana Ana María Londoño es,además de una estupenda dibujante y pintora, un ser humano encantador,de una gran calidez. Ella hizo las coloridas y poéticas ilustraciones de La isla viajera.

Catalina Acelas (Colombia)

Catalina Acelas, otra joven ilustradora colombiana, se hizo cargo de la gráfica de Lalla la hermosa y otras historias, tercer tomo de La vuelta al mundo en cinco cuentos. Esta imagen la creó para La cierva de la manzana de oro, un cuento popular portugués.

Daniel Rabanal (Argentina)

Daniel Rabanal resolvió con su rigor característico el reto de ilustrar El rock de la momia y otros versos diversos,libro formado por una primera parte humorística y otra de carácter más lírico.

David Rodríguez (Cuba)

Cuando se publicó por primera vez, en La Habana de 1989, el cuento Yo, Mónica y el Monstruo apareció con dibujos a línea del pintor e ilustrador cubano David Rodríguez.

David Rodríguez (Cuba)

Esta viñeta fue realizada por el pintor cubano David Rodríguez. Aparece en la primera edición de Mi bicicleta es un hada y otros secretos por el estilo, publicada en Costa Rica en 1992.

Diana Castellanos (Colombia)

Me puse muy contento cuando supe que Diana Castellanos iba a ilustrar mi cuento Concierto para escalera y orquesta para la revista infantil Batuta. La concepción de esta página me encantó.

Enrique Martínez (Cuba)

El vaquero Juan Jagüey, uno de los personajes de Los caminantes-camina-caminos, otra de mis obras de literatura infantil, visto por el reconocido ilustrador cubano Enrique Martínez.

Enrique Martínez (Cuba)

Veinte años después de nuestro primer libro juntos, Enrique Martínez se empeñó en rescatar un breve relato de Los caminantes-camina-caminos y en convertirlo en un álbum independiente. Así surgió Cuento del sinsonte olvidadizo (Ediciones El Naranjo, México, 2010).

Esperanza Vallejo (Colombia)

Ilustración de Esperanzaba Vallejo para el cuento Hospital de Piratas, publicado en Colombia por Panamericana.

Esperanza Vallejo (Colombia)

En 1993, la revista bogotana Espantapájaros eligió a Esperanza Vallejo para ilustrar mi cuento 'Las trenzas de Fiorella'. Esta imagen que es un buen ejemplo del desenfado y la apropiación creativa

Esperanza Vallejo (Colombia)

Mi bicicleta es un hada y otros secretos por el estilo fue publicado por Panamericana, en 2002, con una divertida propuesta gráfica de Esperanza Vallejo. Esta ilustración que hizo para el poema en prosa La sirena.

Esperanza Vallejo (Colombia)

Ilustración de Esperanza Vallejo para Yo, Mónica y el Monstruo. El libro fue incluido en la Lista de Honor de Ilustración de la International Board and Books for Young People (IBBY) 1996.

Helena Melo (Colombia)

La colombiana Helena Melo ilustró El pequeño gran pescador y otras historias, segundo tomo de La vuelta al mundo en cinco cuentos. Esta imagen la creó para el cuento popular checo Los príncipes gemelos.

Ivar Da Coll (Colombia)

Una suerte: que el colombiano Ivar da Coll aceptara hacer los dibujos de El libro de Antón Pirulero, recopilación de versos de la tradición oral que preparamos Sergio Andricaín y yo. El libro se ha reditado un sinfin de veces desde que vio la luz en 1994.

Manuel Tomás González (Cuba)

Siempre me atrajo la gráfica del cubano Manuel Tomás González por su colorido, el desenfado de sus composiciones y su espíritu lúdico. El ilustró la edición cubana de Pues señor, este era un circo.

Manuel Tomás González (Cuba)

Otra ilustración de Manuel Tomás González para Pues señor, este era un circo (Premio de Literatura Infantil La Edad de Oro, Cuba, 1986). Esta corresponde al relato El mago.

Olga Cuéllar (Colombia)

La ilustradora colombiana Olga Cuéllar creó las imágenes para ¡Qué extraños son los terrícolas!, un cuento sobre cómo nos observan y juzgan tres investigadores llegados de otra galaxia.

José Luis Posada (Cuba-España)

En 1984, la revista El caimán barbudo publicó un fragmento de mi obra El Sueño. El dibujante y grabador gallego-cubano José Luis Posada hizo un hermoso dibujo inspirado en ese texto.

Sandra González (Colombia)

Desde que conocí el trabajo de la colombiana Sandra González, quise que ilustrara alguno de mis cuentos. La oportunidad llegó en 2010, cuando Panamericana publicó Yo, Mónica y el Monstruo.

Vicente Rodríguez Bonachea (Cuba)

Otra ilustración de Vicente Rodríguez Bonachea en la edición cubana de Struff.

Vicente Rodríguez Bonachea (Cuba)

Vicente Rodríguez ilustró en 1995 mi relato de ciencia ficción para niños Struff. Esta es su versión del cohete-cafetera en que viajan Stuff y los artistas del circo Irás-y-No-Volverás.

Zaida del Río (Cuba)

Islamanía (una plaquette publicada en Costa Rica) incluyó esta ilustración de Zaida del Río, una de las grandes de las artes plásticas cubanas.

Rapi Diego (Cuba)

Nunca fue posible que Constante Rapi Diego me ilustrara un libro. Pero al menos hizo los dibujos de mi cuento La ventanita, publicado en la revista Unión, en La Habana, en 1989.

Alexis Lago (Cuba)

El pintor cubano Alexis Lago dio rienda suelta a su imaginación y su maestría formal al ilustrar mi cuento La Escuela de los Ángeles. La exigencia profesional es el sello de este artista.

Alexis Lago (Cuba)

Escribí La gata de los pintores inspirándome en Alicia, una gata que existió realmente, y en sus dueños, los pintores cubanos María Sánchez y Alexis Lago. Alexis lo ilustró de maravillas.

Alexis Lago (Cuba)

Una nueva colaboración con el pintor e ilustrador cubano Alexis Lago: Rustam el valiente y otras historias,de la colección La vuelta al mundo en cinco cuentos, que escribí con Sergio Andricain.

Eduardo Muñoz Bachs (Cuba)

Eduardo Muñoz Bachs ilustró mi libro Cuentos de cuando La Habana era chiquita, en el que se evocan los primeros tiempos de la capital cubana.

Eduardo Muñoz Bachs (Cuba)

El pirata francés Jacques de Sores asalta e incendia la capital de Cuba. Por su trabajo en Cuentos de cuando La Habana era chiquita, Bachs mereció en 1984 el Premio de Ilustración La Rosa Blanca.

Eduardo Muñoz Bachs (Cuba)

Eduardo Muñoz Bachs recrea en esta ilustración del libro Abuelita Milagro las antiguas fotos de grupo que se tomaban en el siglo XIX los soldados del Ejército Libertador cubano.

Eduardo Muñoz Bachs (Cuba)

En 1988, la revista Revolución y Cultura publicó mi cuento de ciencia ficción para adultos Svil, incluido al año siguiente en el libro Querido Drácula. Eduardo Muñoz Bachs lo ilustró.

Eduardo Muñoz Bachs (Cuba)

Tuve la suerte de que el gran artista Eduardo Muñoz Bachs creara las imágenes que acompañaron la edición de Abuelita Milagro, mi primera obra de literatura infantil, publicada en Cuba, en 1977.

Roberto Fabelo (Cuba)

El gran dibujante cubano Roberto Fabelo ilustró en 1885 Strip-tease, mi primera obra para adultos. Hoy día, ese libro es una rareza biblografica.

Núria Feijoó (España)

Núria Feijoó, artista catalana, ilustró mi cuento 'Fiesta en el zoológico' (Panamericana, 2013). La verdadera fiesta fue que enriqueciera este divertimento con su gráfica.

Aviso Legal

Copyright © 2012 by ANTONIOORLANDORODRIGUEZ.COM. All Rights Reserved.

Este sitio web tiene un objetivo informativo y educador. Antonio Orlando Rodríguez es el único propietario del diseño y de la imagen gráfica de este sitio web. Se tomarán las acciones que legalmente correspondan contra las personas que realicen imitaciones de su diseño y de su imagen gráfica, o hagan usos indebidos de los mismos y de los contenidos incluidos en el web site.

Queda autorizado el establecimiento de vínculos e hipervínculos con este sitio web desde otras páginas o sitios web, siempre que los mismos no se hagan de forma que perjudique la imagen pública y de marca de Antonio Orlando Rodríguez y de su obra literaria. Queda prohibido el establecimiento de vínculos desde páginas o sitios web cuyos contenidos promocionen o apoyen cualquier tipo de violencia, discriminación, pornografía o actividad ilegal.